Aeródromo de Eduardo Castellanos, sn, 40150 VIllacastín, Segovia
+34 666 094 603
info@escueladeaviadores.es

Los inicios de la aviación ULM o ultraligera

AERÓDROMO DE VILLACASTÍN

Los inicios de la aviación ULM o ultraligera

avc 00021185

La aparición y el desarrollo de los aviones ultraligeros se debe al costo elevado de la aviación general, cuyos aviones suelen salir de fábricas de renombre mundial, concentradas en unos cuantos países industrializados. Hacia finales de los años 1970 y comienzos de los años 1980, una parte del público aficionado a la aviación recreativa empezó a desear volar más económicamente. Como resultado, muchas empresas constructoras pusieron en marcha una serie de diseños de aviones definidos como ultraligeros, aviones de vuelo lento que podían estar sujetos a una regulación mínima, este concepto se mantiene hasta día de hoy, pese a que ahora, algunos ULM alcancen los 300km/h.

Desde los aviones pendulares, pasando por los aviones de tubo y tela, llegamos a una 2ª generación de aeronaves ultraligeras. En esta segunda generación se incorporan fuselajes y cabinas que protegen a los pilotos de velocidades superiores a sus predecesores, pudiendo incorporar instrumentación básica de motor y vuelo. Poseen mayor autonomía y prestaciones, y sus motores pueden ser de dos o cuatro tiempo de hasta 80 CV. Su construcción puede ser, además de las ya tradicionales tubo y tela, de madera o acero, con entelados de ceconite barnizado.

Gracias a los continuos avances en investigación, las nuevas generaciones de ultraligeros cuentan con las más avanzadas tecnologías y características. Esto hace que cada vez más, se permitan vuelos de mayor duración y mucho más confortables y seguros, dando lugar así a la denominada “tercera generación” de ultraligeros.

Ventajas de los ultraligeros

Debido a sus características, su fácil manejo, sus menores costes operativos y su facilidad para despegar y aterrizar en pistas menos preparadas que aviones de mayor tamaño, los ultraligeros no solo se usan para vuelos recreativos y para formación de pilotos, sino también para labores de búsqueda y localización, control de incendios, vuelos de observación de zonas de catástrofes naturales, transporte de médicos a zonas de difícil acceso y evacuación de heridos, competiciones…

Los ULM principalmente son de poco peso y escaso consumo, por lo que resultan mucho más accesibles y económicos. Este es uno de los principales motivos que hacen que en España un tercio de los aviones matriculados sean ultraligeros.

Por otro lado, los ultraligeros solían tener unas marcas de seguridad pobres, principalmente debido al insuficiente entrenamiento de sus pilotos. Este no es actualmente el caso, no solo han mejorado las características de las aeronaves aumentando la seguridad y confort de los pilotos de ultraligero, sino que también lo ha hecho la formación y experiencia de los mismos.

La mayoría de los países requieren hoy en día una Licencia / Certificado de Piloto de Ultraligero, y gracias a las ventajas y libertades que ofrecen los ULM muchos pilotos de aviación general experimentados o pilotos comerciales empezaron a pilotar ultraligeros como complemento de sus carreras o desahogo durante su jubilación.  Este efecto ha significado que el nivel de experiencia del piloto medio de ultraligeros se elevase y que en la actualidad probablemente se iguale, e incluso exceda, al de un piloto de AG o PPL “Piloto Privado” medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *